Consentimiento informado para implantes dentales | Justicia Dental

Consentimiento informado para implantes dentales

Consentimiento informado para implantes dentales

Las cirugías de colocación de implantes dentales se han convertido en práctica habitual en las clínicas odontológicas españolas. De hecho, constituyen uno de los tratamientos más comunes de los que se realizan en las cadenas dentales o en las franquicias dentales. La competencia entre las empresas que los fabrican y la competencia entre los odontólogos han hecho que el precio de los materiales se haya rebajado mucho y que el precio de colocación también se haya reducido en los últimos años. Pero los dentistas tienen una obligación con sus pacientes, el consentimiento informado para implantes dentales.

Implantes dentales al alcance de todo el mundo

En la actualidad, prácticamente el conjunto de la población española tiene acceso a estos tratamientos, aunque sea a través de préstamos vinculados a la prestación del servicio, lo que ha permitido a muchas personas recuperar la funcionalidad de la boca para comer, a la vez que gozan en muchos casos de beneficios estéticos.

La popularización de estos tratamientos ha provocado que la percepción de los riesgos asociados a los mismos haya disminuido. Es cierto que el riesgo de sufrir una complicación no es muy elevado, pero también es cierto que existe, y que en muchas ocasiones, las clínicas dentales para no perjudicar la venta del tratamiento dulcifican los riesgos o los esconden de forma más o menos intencionada.

Como en cualquier otro tratamiento que afecte a la salud de una persona, la Ley de Autonomía del Paciente obliga a los profesionales a facilitar a los pacientes la información necesaria para que puedan realizar un análisis riesgo beneficio adecuado que les permita decidir libremente si quieren someterse al tratamiento, optan por otro tratamiento alternativo o no se someten a ningún tratamiento.

Falta de información y profesionalidad por parte de ciertas clínicas dentales

Hemos detectado que en ocasiones las clínicas no facilitan esa información hasta después de que el paciente ha contratado el tratamiento, eso no es correcto. Hemos detectado que en algunas clínicas la información verbal no existe y que a los pacientes se les hace firmar  un documento para eludir responsabilidades en caso de que se produzca una complicación. Eso no es correcto. Hemos detectado que hay clínicas que utilizan consentimientos informados en los que se incluyen todos los tratamientos que ofrece la clínica, cuando el consentimiento debería ser específico para el tratamiento que se propone. Eso no es correcto. Hemos detectado que hay clínicas en las que el documento ni siquiera lo entrega un dentista, lo entrega personal administrativo o comercial. Eso no es correcto. Hemos detectado que hay clínicas en las que el consentimiento es completamente genérico e idéntico para todos los pacientes, con independencia de las circunstancias personales del paciente. Eso no es correcto.

CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA IMPLANTES DENTALES

Los consentimientos informados deben ser específicos. Deben explicar con claridad el resultado que se espera obtener. Los riesgos inherentes  al tratamiento. Los riesgos personales a los que se enfrenta cada paciente, por ejemplo los pacientes fumadores que pueden soportar un riesgo mayor de infección o fracaso del implante. También deben explicar cuáles son los tratamientos alternativos.

Las complicaciones pueden venir por buena o mala praxis

También es importante diferenciar entre las complicaciones que pueden producirse a pesar de una buena praxis, de aquellas complicaciones que son consecuencia clara de una mala praxis y que se colocan en los consentimientos informados para eludir la responsabilidad de los errores del dentista.

Por ejemplo, sufrir una infección tras la colocación de un implante puede ser algo que ocurra a pesar de una correcta praxis, pero también es algo que puede ocurrir por una mala praxis, por ejemplo por una incorrecta profilaxis o por falta de controles y revisiones.

Como ejemplo de riesgo que se incluye en los consentimiento cuando generalmente se trata de una complicación provocada por la falta de pericia del cirujano o la falta de planificación de la cirugía, encontramos la colocación de implantes tocando o atravesando los nervios que atraviesan esa zona.

Si te han colocado implantes y has sufrido una complicación asesórate porque puede que no se hayan hecho las cosas bien o no te hayan facilitado una información correcta. En ambos supuestos podrías tener derecho a una indemnización.

Desde Justicia Dental siempre ofreceremos apoyo al paciente dental.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

C/ Gran Vía 69 Planta 6ª

28013 Madrid

Teléfono: 91 193 00 00

X

DEFIENDE TUS DERECHOS. CONSULTA TU CASO SIN COMPROMISO. LLEVAMOS CASOS EN TODA ESPAÑA.